desde mi córner

Luis Carlos Peris

Las razones de un buen Sevilla

Meritoria ejecutoria de Míchel, que ha ido salvando obstáculos hasta la sincronización de un equipo excelente

ARBITRAJES al margen, me gusta el Sevilla que ha sincronizado Míchel. Me gusta, sobre todo, por el sentido común que se desprende de su diseño y por la manera que el manijero está optimizando los recursos humanos que el club puso a sus órdenes. Es más, en este balance por lo visto en el arranque liguero hay que darle importancia a la forma en que el madrileño ha ido superando obstáculos hasta ganarse a la complicada parroquia de Nervión. Porque el sevillismo nunca fue facilón y sólo se entrega a los que verdaderamente se muestran competentes y aptos para vivir bajo el sol de la centenaria institución sevillana.

Míchel, como todo el que huela a madridista, no era bien visto en Nervión y de jugador tenía que sufrir los hirientes coros que bajaban del graderío. Y cuando llega al banquillo es recibido con reticencias que aumentan con la dolorosa derrota en el derbi. A la terminación del curso la muy alargada sombra de Joaquín Caparrós se cierne amenazadora en una renovación que tiene final feliz para él. Tal como van las cosas, todo indica que ese final también será feliz para el Sevilla, ya que está demostrando su competencia como entrenador. Competencia que se ve por la forma en cómo le ha dado la vuelta a un equipo que parecía pusilánime y muy vulnerable.

No me gustó el Sevilla en su debut con el Getafe, ya que me pareció previsible y poco tenso. En Granada perdió a Reyes, recuperó a Palop y el equipo dio una imagen de hombría y de compromiso considerables; en Vallecas le dio un baño al Rayo y debió ganar como les ganó al Madrid y al Deportivo. En estas últimas victorias, Míchel dio con su centro de campo idóneo, Navas descarriló para no ser sólo jugador de banda y todo pudo redondearse de no mediar la torticera labor de Mateu. Quiero decir con estos argumentos que si las cosas no se tuercen, el Sevilla que ha diseñado Míchel está en condiciones de volver por donde solía no hace tanto, ya verá usted.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios