El parqué

Pablo Cumella

A recoger toca

LA renta variable española optó ayer de nuevo por la recogida de beneficios en una jornada tranquila en la que, lo más significativo, fue la ausencia de noticias. Al cierre, el Íbex 35 marcó un recorte del 1,15% hasta los 13.759 puntos. Mientras, el Índice General de la Bolsa de Madrid se situó en los 1.483,47 tras perder un 1,24 %.

En el resto de Europa, la jornada se vio influenciada por los malos resultados empresariales del primer trimestre. El FT100 de Londres cerró con caídas del 0,7%, el DAX de Fráncfort perdió un 0,9 al igual que el CAC-40 de París.

Ya en España el día estuvo marcado por las pérdidas de valores como los del sector financiero, a los que se unieron Abengoa, con recortes del 3,61%, e Inditex, que descendió un 2,25. También cerraron con descensos los títulos de Grifols, Técnicas Reunidas o Bolsas y Mercados Españoles.

En el lado de las ganancias, destacó especialmente Acerinox gracias a las compras realizadas por Bestiver y Santander ante la perspectiva de una mejora de la demanda del acero inoxidable. Acabó con un avance del 2,68%. Se sumaron a la revalorización Telecinco y Enagás. Entre los grandes destacarron las caídas generalizadas de los blue chips: Telefónica, con pérdidas del 2,20 %, tras el recorte del precio objetivo de sus títulos por parte de Société Genérale, Santander y BBVA, que recortaron un 0,4 y un 1,19%, respectivamente, mientras que Iberdrola cedió un 0,82 y Repsol un 0,08.

En el mercado de divisas, el euro cerró a 1,5694 dólares tras marcar un nuevo máximo frente a la libra esterlina aquejada de los problemas del sector inmobiliario británico. Y el petróleo se encontró con las declaraciones del presidente de la OPEP, que se reafirmó en sus palabras de no aumentar la producción de crudo por la falta de necesidad del mercado. El Brent terminó a 106 dólares el barril.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios