desde mi córner

Luis Carlos Peris

¿Qué recuerda la racha sevillista?

La última vez que el Sevilla ganó en Liga, hace dos meses y medio, Reyes era todavía del Atlético de Madrid

NUEVO bochorno y de una forma dolorosa, en el debut de un nuevo entrenador, con lo que ni siquiera, en esta racha tan larga y tan funesta, pudo cumplirse el viejo dicho de que en ese día, el del cambio en el banquillo, suele acaecer triunfo. Ni una sola excusa para el Sevilla que colocó Míchel en la grama easonense para su puesta de largo. Como había dado un golpe de autoridad dejando en Sevilla a Spahic y a Medel, el sistema defensivo se resintió de forma alarmante, tanto que nunca tuvo la posibilidad de manejar el partido, sólo cuando la Real se fue a guardar la cosecha que atesoraba en el electrónico.

Como la verdad del cuento es que en caso de victoria, un servidor no hubiera echado las campanas a volar en homenaje al recién llegado entrenador, en esta hora triste de la derrota tampoco se me ocurre cargar las tintas sobre Míchel. Y sí se han de cargar en el debe de unos futbolistas que ni siquiera mostraron la intensidad que suele acarrear un cambio de jefe. Porque es que el Sevilla tiró un partido frente a un rival que, en condiciones de normalidad, se halla a años luz de distancia, pero con las sensaciones que deparó el Sevilla en la fría noche donostiarra no se le gana ni a un grupo de amigos. No era el centro de campo más adecuado ni tampoco la pareja de centrales, pero...

Por lo pronto, Palop se las avió para demorar el fracaso y eso de que el valenciano se encuentre apto es la única noticia que el Sevilla se trajo de Anoeta. Pero es que el centro de campo que salió, de clara vocación ofensiva, no fue capaz de imponerse en ningún momento y sólo Navas, aunque a cuentagotas, dijo aquí estoy yo. Por cierto, la última vez que el Sevilla ganó un pleito liguero, Reyes aún jugaba en el Atlético de Madrid. Aquello ocurrió ante el Getafe a principios de diciembre y aunque no puede decirse que ya ha llovido por la sencilla razón de que no llueve nunca, es demasiado el tiempo, con una racha que me recuerda a las que frecuenta cierto vecino.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios