La ventana

Luis Carlos Peris

El respeto no asistió a los homenajes

HAY que ver la cantidad de estupideces que se han montado a rebufo de cumplirse los cuatrocientos años de la muerte del más grande artífice de cómo juntar palabras con sentido. Patochada del Congreso aparte con esos leones provistos de gafas como las que lleva Woody Allen en su escultura junto a la ovetense calle Uría, han sido varios los desmanes perpetrados en memoria de Miguel de Cervantes. Actos en su mayoría nacidos del mal gusto y de la zafiedad imperantes, incluida una incomprensible corrida de toros a la que tuvo que poner freno el tiempo que hizo el sábado en Alcalá de Henares. Fueron muchos los actos programados en memoria del autor del Quijote cuando, posiblemente, lo que hubiese agradecido el autor es que esa lengua que él ayudó a propalar volviese a gozar del apoyo y del respeto que le infería ser la más hablada en el mundo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios