El parqué

Pablo Cumella

Un respiro sorpresa

EL Íbex se anotó ayer una subida del 0,39% y terminó en 10.121,7 puntos una jornada marcada por la sugerencia del BCE de una subida de los tipos de interés en julio, mientras que la prima de riesgo de España escaló a 246 enteros. El selectivo madrileño repuntó en menor medida que el resto de principales plazas europeas, ya que Fráncfort subió un 1,32%, París un 0,97% y Londres un 0,77%.

El analista de IG Markets Daniel Pingarrón subrayó que la reacción de las bolsas durante la tarde fue "sorprendentemente alcista", pero incidió en que la continuidad del rebote y la vuelta a los repuntes vendrá determinada por las buenas noticias en torno a la crisis de deuda de Grecia. A su parecer, la expresión "fuerte vigilancia" sobre los precios empleada por Trichet significa que el BCE subirá los tipos de interés al 1,5%, movimiento que podría resultar inoportuno. "Los intereses de los fondos de ayuda que vaya a recibir el país heleno deberán ser lo más bajos posibles, con el fin de evitar los problemas generados por el primer plan de rescate negociado en mayo del año pasado", señaló.

El Íbex saldó la sesión con 24 valores en terreno positivo, con Bankinter a la cabeza (+1,95%), seguido de Gas Natural (+1,84%) y Acciona (+1,57%). Todos los grandes contribuyeron a la subida del índice, sobre todo Endesa (+0,79%) e Iberdrola (+0,49%), pero también Telefónica (+0,37%) y, en menor medida, el Santander (+0,13%) y BBVA (+0,09%).

En el lado opuesto, los mayores retrocesos fueron para Telecinco (-1,98%), BME (-1,81%) y Ebro Foods (-0,95%).

En el mercado de divisas, el euro perdió posiciones respecto al dólar y al término de la sesión en Europa el cambio entre las dos monedas quedaba establecido en 1,4530 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios