Desde mi córner

Luis Carlos Peris

La respuesta, un más de lo mismo

La contestación de Lopera al gran suceso del 15-J fue un ejercicio de cinismo al que estamos habituados

JUEGA España esta tarde, nuevamente en escena el equipo que hace el fútbol soñado y el argumento de consenso para la aceptación de la roja y gualda en casi todo el territorio nacional. Juega el equipo español en ese torneo fantasmagórico que se celebra al sur del sur y ello es motivo más que suficiente para que se alegren las pajarillas cuando la hora va acercándose. Será en esta sobremesa cuando nos enfrentemos a Iraq y eso nos anima a seguir tras nuestro juego favorito, el fútbol, pero no tengo más remedio que redundar en el significado del 15-J en esta ciudad, en lo que significó lo del lunes en esta Sevilla nuestra.

No podía ser de otra manera. Ni el hecho ni la respuesta desde el club, o de lo que dice ser un club, que tampoco tengo muy claro que tenga nada que ver el actual Betis con un club. Ni siquiera tiene que ver con una sociedad anónima, pues a ver en qué sociedad anónima del mundo mundial se tiene ayuno de información al cuarenta y nueve por ciento de su accionariado. De información fidedigna me refiero, que de la otra la hay por un tubo. La otra es el insulto, la descalificación, el agravio continuado y el desprecio a lo que significa la esencia de algo tan importante como es el Real Betis Balompié, de ahí que la respuesta oficial no me haya extrañado.

Choca, por ejemplo, que Lopera se queje de haber sido insultado cuando él no para un solo día del año en insultar a todo el que le contraria. Y cuando digo él, quiero decir él y sus corifeos, que andan por la vida sin otro argumento que el insulto. Y también resulta chocante que diga que escuchará ofertas siempre que sean solventes y no irrisorias. ¿Es irrisorio darle cuatro veces más de lo que él puso en el 92? ¿Hay que pagar sus errores? ¿Denilson no era la guinda del pastel que le regalaba al Betis? Ver para creer. En fin que esta tarde juega nuevamente España y que antier jugaron 60.000 béticos de verdad contra uno solo... y de mentira. Todo quedó claro.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios