Desde mi córner

Luis Carlos Peris

En el retorno del más importante

Veinte años después de salir por la puerta de atrás vuelve al Sevilla su jugador más internacional, Francisco

VEINTE años después, un mito del club vuelve al club. Tras haber salido por la puerta chica de la incomprensión, Francisco vuelve al Sevilla y lo hace por otra puerta que no es, precisamente, la del Príncipe, pero que es una puerta y a falta de pan buenas son las tortas. Francisco, el futbolista más grande que dio la feraz cantera sevillista, salió del Sevilla cuando José María del Nido era un simple, o no tan simple, consigliere de Luis Cuervas. Una reivindicación en calidad de capitán cuestionando la calidad de un pescado en cierta cena sanluqueña fue el principio de un mal rollo que remató Cantatore.

Y Francisco, el futbolista con más internacionalidades en la vida del Sevilla, salía en el verano del 90 por una gatera que no merecía. Francisco fue, entre otras cosas, un gurú para gente que ahora está muy por encima de él en el organigrama del club. Si Francisco, en aquellos ochenta, hubiese ordenado tirarse a un pozo, Jiménez y Ramón hubiesen sido los primeros de la lista. Las cosas han cambiado, eso está claro, pero nunca es tarde si la dicha lo merece y bien merecen el Sevilla y Francisco reencontrarse aunque haya sido veinte años después, toda una vida, una barbaridad de tiempo y cuando todos desesperábamos de que eso fuese a ser posible alguna vez.

Francisco fue la carta que se tenía escondida Manolo Cardo cuando sustituyó a Miguel Muñoz en el banquillo del Sevilla y tras jugar una Eurocopa y un Mundial con éxito, a un escocés llamado Jock Wallace le dio por decir que Fran podía ser el Platini del Sevilla. Ya nada fue igual, las duras y monocordes sesiones de carrera continua a las órdenes de Bob Chipress hicieron de puntilla para sus lumbares y sólo faltaba aquella noche en Bajo de Guía y un desencuentro, o varios, con Cantatore para que el Sevilla arrumbase a uno de sus símbolos mejores, al más internacional de todos sus internacionales desde el principio hasta ahora. Insisto, nunca es tarde si la dicha...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios