Crónica personal

Pilar Cernuda

Los retos

PASA página Zapatero a un annus horribilis.Horribilis para los españoles, sobre todo para los que han tenido la desgracia de engrosar la lista de parados o no han podido salir de ella, y horribilis para Zapatero, que ha mostrado ya su rostro de ineficacia, intransigencia y sectarismo y ha visto cómo las encuestas han dado la vuelta; aunque no hay que fiarse excesivamente de las encuestas, lo que importan son las urnas y todavía queda tiempo por delante para que Zapatero se recupere.

Deja atrás una serie de asuntos pendientes que deberá resolver este año que comienza si pretende seguir en Moncloa, aunque también a lo largo del año decidirá si quiere seguir en Moncloa, aún no se ha pronunciado y hay gente destacada de su partido que piensa en la sucesión para el caso de que Zapatero prefiera retirarse a sus cuarteles de invierno y no luchar por una tercera legislatura que además no está seguro de alcanzar.

Su principal reto es crear empleo. Así de simple y así de complicado al mismo tiempo. Se trata de una tarea inconmensurable, entre otras razones porque doscientas mil empresas españolas se han visto obligadas a cerrar sus puertas ante la falta de medidas eficaces del Gobierno de Zapatero, y todo el mundo es consciente de que sin empresas es tarea imposible crear nuevos puestos de trabajo. Mejor dicho, no todo el mundo lo sabe, Zapatero ha actuado estos años como si el empresario fuera el enemigo publico número uno. Y así nos va.

Si consigue crear empleo tiene muchas papeletas para mantenerse en el poder, pero también tendría que hacer un esfuerzo el presidente para arreglar otros muchos y en algunos casos inexplicables entuertos, como por ejemplo la política autonómica -auspiciada por un Zapatero absolutamente irresponsable en ese sentido- que ha traído problemas tan graves como el desprestigio del Tribunal Constitucional, que no consigue aprobar un Estatut en el sentido que interesa al Gobierno, o las consecuencias que esa política autonómica ha provocado en el reparto del agua o en los planes de educación.

En la lucha contra el terrorismo, otro de los problemas que preocupan, las cosas van mucho mejor, Rubalcaba hace muy bien los deberes, pero queda pendiente un asunto que es necesario explicar porque echa por tierra el prestigio de un gobierno democrático: qué ocurrió en el chivatazo del bar Faisán, si es cierto que se alertó a los etarras sobre una importante operación para no perturbar así las negociaciones con la organización terrorista.

La presidencia de turno europea puede significar cierta remontada en la imagen internacional de ZP, pero que no se equivoque: de cara a los españoles, lo que importa es que arregle los graves problemas internos. Que Obama le reciba con pínfanos y alharacas, les trae al fresco.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios