Pasa la vida

Juan Luis / Pavón / Jlpavon@ Diariodesevilla.es

El río de madrileños se bifurca

DESDE hoy, Sevilla deja de tener el monopolio de ser el único principio y fin andaluz del tren de alta velocidad. Es una magnífica noticia para Andalucía que Málaga se sume al Club AVE. Córdoba obtendrá valor añadido como estratégico lugar de paso. Y Madrid está de enhorabuena, con la Costa del Sol más cerca del Museo del Prado. Aunque la ruta aérea pierda pasajeros, el tren los compensa de sobra, como acredita el fabuloso resultado del eje Atocha-Santa Justa.

En clave sevillana, la inauguración de la línea Madrid-Málaga, además de adelantar en 15 minutos a partir de mañana todos los horarios de salida de trenes AVE desde Sevilla hacia Madrid, depara una consecuencia obvia: el río de madrileños durante los fines de semana, puentes y fiestas, en sus escapadas de la metrópoli, se va a bifurcar entre Sevilla y Málaga. Y más que se va a repartir desde 2008 con dos destinos muy competitivos: Zaragoza de gala con su Expo del Agua durante los tres meses de verano, y Barcelona subiéndose al fin al tren del progreso que nació para la Expo 92.

Sevilla tenía que haberse preparado, para un cambio de escenario tan importante, con un salto cualitativo en su posición dentro del mercado turístico y de convenciones, con nuevos y potentes atractivos. No ha sido así. Durante años, el solo efecto del factor novedad va a inducir a una parte de los madrileños a no repetir estancia en Sevilla porque antes les apetecerá darse un garbeo por otras ciudades a tiro de AVE.

Para volver a ser el centro de atención, habrá de existir una red de alta velocidad que comunique las capitales andaluzas. Serán los trenes que derriben los muros del enconamiento, el agravio y el provincianismo entre andaluces.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios