Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Con la roja, sí, pero la del Sevilla

Ese Garrincha sevillano que es Jesús Navas está explotando en estrella, pero la selección aún la ve muy lejos

CUANDO el Sevilla reparó por vez primera en Jesús Navas, el campo donde jugaba estaba lleno de charcos, pero le daba igual. Así lo cuenta Pablo Blanco en su biografía: "Es un futbolista genial al que descubrimos un día que íbamos a Los Palacios a ver a otro jugador. Fuimos a ver a un portero y nos encontramos con un enano que se salía de los charcos con la misma facilidad que se metía, algo que para los demás era complicadísimo. Es genial, pero habrá de ordenar su cabeza para llegar a donde debe llegar, que debe ser a lo más alto". Es la descripción del hombre que, como a tantos otros, lo agarró para la causa.

Y con charcos y sin charcos, Jesús se ha ido convirtiendo en una especie de Garrincha a la sevillana. Si el genial Mané era patizambo, Jesús es ingrávido, corre sin esfuerzo, sin poner cara de velocidad pero con una velocidad y un cambio de ritmo que se convierten en pesadilla para todo el que juegue de lateral izquierdo contra el Sevilla. En este año está aún mejor y sus pases se van convirtiendo en asistencias con más prodigalidad, y Kanoute se está convirtiendo en el gran beneficiario de lo que genera el palaciego para que el Sevilla esté donde está, en una tercera plaza que es el abierto objeto de deseo de todos los que no sean el Barça y el Madrid.

La única sombra en la trayectoria de Jesús es si algún día accederá a defender la camiseta del equipo nacional y, claro, el periodismo le bombardea con una pregunta que a él no le gusta. No es imprudencia del periodismo, ya que el gran público quiere saber si el mejor extremo diestro del fútbol español va a jugar alguna vez para todos los españoles y no sólo para los sevillistas. Según se desprende de su entorno, la posibilidad de ver a Jesús con la roja es más que posible, pero con una particularidad, sólo lejos del Sánchez Pizjuán, únicamente cuando el Sevilla se vea obligado a utilizar su segunda equipación. Todo será así y parece que para largo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios