Desde mi córner

Luis Carlos Peris

En el sábado de más intensidad

Betis y Sevilla abren una jornada en la que estarán en danza todos los que ocupan la cabeza de Primera División

AMANECE un sábado rico en intensidad no más se apure el café de la sobremesa. Hace el Betis de telonero en Castalia y salta el Sevilla a escena en Riazor cuando los verdiblancos se encuentren en plena ducha. Va el Betis a Castellón con la trascendente baja de Sergio García y el Sevilla con una no menos importante, la de Palop. Dos ausencias muy sensibles aunque no cabe la menor duda de que en el plantel sevillista se hacen menos dolorosas. Es lo de tener un plantel compensado, bien hecho, frente a otro en el que, por ejemplo, hay más porteros que arietes y más medias puntas que centrales de garantías.

Además se permite el Sevilla el lujo de darle descanso a Luis Fabiano en una tarde clave para dejar tierra quemada entre la tercera y la cuarta plaza. Es muy a tener en cuenta este detalle de que en un partido del calado que encierra el de Riazor para el Sevilla y para la Liga en general pueda Jiménez permitirse el lujo de dejar en casa al ariete de Brasil. Paralelamente, el Betis recupera a Emana a pesar de lo mucho que tardó en volver a la disciplina verdiblanca. Y es que a la fuerza ahorcan y la plantilla que pusieron a disposición de Antonio Tapia coge una pulmonía en cuanto se resfría alguno de sus elementos cualificados, que, dolorosamente, tampoco son demasiados.

Todo arranca a las cuatro en todos los relojes de la tarde ante el televisor. El Betis deberá buscar abrirse camino hacia la azotea de la tabla y a renglón seguido comparece por la misma vía el Sevilla. Uno sin Sergio y con Emana, un lío, y el otro acude sin Palop y sin Luis Fabiano, pero sin que el equipo tenga por qué resentirse. Estamos ante un sábado muy especial, con una jornada que se acaba a las ocho de la tarde para el fútbol según Sevilla, pero con la continuidad de que los cinco primeros de la clasificación juegan en este sábado. Un sábado atípico por su intensidad por lo pronto que se dilucida todo para los nuestros y con ausencias, una más dolorosa que otras. Las cosas...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios