desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un sábado con remate de traca

Ni se recuerda un derbi madrileño con el hermano rico tan distanciado en la clasificación del hermano pobre

DESDE la tranquilidad que supone que hasta mañana no empiece lo que nos coge verdaderamente a mano, estamos ante un sábado de muy buen programa futbolístico y con excepcional remate para cuando las brujas estén prestas a montar en sus escobas. Como todos los fines de semana previos a Champions, los que tienen la fortuna de disputar esa competición adelantan sus compromisos, pero lo que más interesa es la traca final, ese derbi madrileño que llega con los pronósticos más inciertos de los últimos quince años. Pronóstico incierto y, al fin, con el hermano pobre del Foro mejor situado que el rico, riquísimo.

A la espera de lo que el Betis haga mañana en Riazor a las muy taurinas cinco en todos los relojes de la tarde y de que el Sevilla resuelva su compromiso con el Valladolid a las muy antifutbolísticas nueve y media de la noche del aún más antifutbolístico lunes, la atención se centra en lo que los del Cholo Simeone sean capaces de hacer en la Castellana. Con ocho puntos por encima en la tabla, ni se recuerda cuándo fue el Atleti con esa ventaja a chocar con su eterno rival madrileño. Ocho puntos que equilibran los potenciales, pero sólo en este tiempo de vísperas, que a la hora de autos no sé por qué, pero me da que el Atleti va a sufrir lo suyo en esta noche preinvernal.

Falcao y Cristiano polarizan la atención, pero no sólo de estos depredadores del área vive el derbi de los Madriles. Demasiados actores secundarios con relumbrón de protagonistas son los que componen los títulos de crédito de esta aventura en el Bernabéu. Más figuras en el sempiterno favorito y hoy viendo cómo aquellas distancias con el rival no sólo se han acortado sino que juegan a favor suyo. No se recuerda un Atleti con tanto crédito ante un derbi, pero seguro que a seiscientos kilómetros al nordeste andan tocándose en la desconfianza de que gane el de siempre, mucho más peligroso aunque esté nada más y nada menos que once puntos por debajo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios