desde mi córner

Luis Carlos Peris

¿Para cuándo sacar a Kanoute?

El Sevilla se fue de la Copa con la cabeza alta y dándolo todo, pero no parece que disponga de mucho

AUNQUE cayendo con la cabeza alta y con toda dignidad una vez más, la pregunta es la siguiente: ¿Tan precario es el estado físico de Kanoute como para utilizarlo tan tarde? Es una pregunta que me imagino se harán muchos aficionados y todos los sevillistas. ¿Había algún partido más importante que éste como para reservarlo? Y es que todo fue salir al campo él para que al Valencia se le fuera por ensalmo toda la serenidad que llevaba mostrando. Lo cierto es que el futbolista milagro no llegó a tiempo de evitar la enésima frustración de este Sevilla de Marcelino que no hay quien sepa a qué es a lo que juega.

Al descanso se había llegado con un cúmulo de sensaciones contrapuestas. Por un lado, la agradable imagen de un Sevilla intenso en la primera media hora en la que Reyes, desde una media punta errante, va cargando de personales a los rivales y la cruz de ver cómo a partir de esa media hora la intensidad se diluye, la presión ha perdido automatismos y es el Valencia quien parte el bacalao. Es más, cuando se llega al intermedio hasta dan ganas de tentarse la ropa tras dos paradones de Varas, una ocasión clara de Banega desperdiciada y un testarazo a placer de Rami que no encuentra puerta. Ya digo, sensaciones encontradas y casi más malas que buenas.

Luego, el desenlace de esta novela copera empezó en drama con el gol de Soldado al aprovechar uno de esos huecos que los centrales del Sevilla dejan en cada partido y terminó con el suspense de una remontada insuficiente. Al final, una nueva frustración por mucho que el fiel y escaso sevillismo que acudió al estadio despidiese con cariño a los suyos. Y la verdad es que el equipo da lo que tiene, pero entre que no tiene mucho y que se rompe a ráfagas, la cosa está como está. Y en esta noche triste, la anécdota de algo tan insólito en el fútbol nuestro como que un futbolista, Reyes, haya sido eliminado de la Copa dos veces en menos de un mes. Cosas veredes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios