La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

La sedición como gran catetada

Vivir para ver. Mientras el mundo está en guerra, una guerra en la que el frente está en cada rincón de cada casa, esos catetos que son los catalanes independentistas intentan desgajarse del tronco. Con Corea del Norte lanzando misiles que pasan sobre las cabezas de sus vecinos, con los rusos haciendo maniobras militares por la orilla del Báltico y con la temible amenaza yihadista como espada de Damocles sobre todos nuestros pescuezos, esa cuadrilla que encabezan Puigdemont y Junqueras quiere irse de paseo en busca de no se sabe qué. O sí se sabe, en busca de un paraíso parecido al que persiguen esos yihadistas suicidas. Un paraíso irreal lleno de huríes de mentira, sólo existentes en sus sueños. No se puede ser más cateto que esa tropa de sediciosos a la voz de un puñado de caraduras que no hacen más que desvirtuar la realidad un día sí y otro también.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios