el periscopio

José / Ignacio / Rufino /

El segundo rescate, marchando

EL Eurogrupo sabía de sobra que los objetivos de déficit impuestos a España, o autoimpuestos por nuestros gobernantes, eran poco realistas. La intencionalidad implícita en tal falta de realismo es volver a exigir periódicas medidas de recorte adicionales del gasto público, al ritmo que marcan las estadísticas, siempre peores que los objetivos. Pero no se rebaja el desfase entre ingresos y gastos públicos deprimiendo los ingresos, sea por el propio recorte de los gastos (aunque para la ortodoxia oficial la capacidad de generar ingresos de los gastos sea una mentira e incluso un peligroso anatema), sea por subidas de impuestos que ocasionan un efecto bumerán depresivo al retraer el consumo. O sea, que el año que viene será peor que éste.

Al parecer, nuestros hermanos del Eurogrupo han impuesto un nuevo paquete de medidas de recorte -recorte, recorte y sólo recorte- a España, que será presentado a fin de mes, con las pensiones y la edad de jubilación en el punto de mira: démoslo por hecho. De Guindos, con cada vez peor cara, puede ser el burlador burlado. Una vez que España sea rescatada, el gran recortador con idiomas puede tener sus días contados. El rescate financiero de España por Europa implicará el vaciado de contenido del puesto de trabajo de De Guindos: sus labores podrán ser sustituidas por un técnico que implante y facilite los dictados de la Europa que nos interviene a cambio del balón de oxígeno y la consiguiente árnica para mitigar el castigo de los mercados de deuda pública. Tras el rescate, intervención y nueva pérdida de soberanía. Si España pudiera emborracharse de oportuno afán soberanista, como Cataluña, las penas serían menos, aunque sólo sea por la ebriedad. Pero España no puede jugar a eso, sino más bien lo contrario: aguantar el tirón de quienes -con su derecho, pero con gran oportunismo- echan pulgas sobre el perro flaco.

Queda Montoro para lidiar dentro, para trasladar los recortes impuestos por la UE a las comunidades autónomas, y después -encuentros en la tercera fase, crepitar de huesos y dientes- a los ayuntamientos: papelón donde los haya. El Eurogrupo, reunión de ministros de Economía de la UE, mientras, se ha reunido en Nicosia con Christine Lagarde del FMI -la eventual gran rescatadora final- de artista invitada. El finlandés Olli Rehn, implacable, lo tiene claro: "España va a acometer un paquete de reformas basados en las recomendaciones de la UE, con lo que podrá alcanzar las condiciones impuestas en el primer rescate, que no se han conseguido". Ni se van a conseguir por este camino. Por si usted no se había enterado, no sólo hemos sido rescatados ya una vez, sino que lo vamos a ser dos, y a la voz de ya.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios