Visto y oído

Antonio / Sempere

Es la serie

POR fin se puede ver Crematorio en abierto. La serie del año. La que logró el premio Ondas y el Premio de la Crítica del pasado Festival de TV de Vitoria a lo mejor de la temporada, entre otros. Una apuesta fuerte de Canal + de la que ha adquirido los derechos de emisión La Sexta. No estará de más recuperar durante los próximos 8 lunes unas entregas que en su día salieron redondas, y que un par de años después de su producción, con todo lo que han visto nuestros ojos desde entonces, y con los sumarios de nuestros informativos al rojo vivo en cuestiones de corrupción, todavía ganan un plus de oportunidad.

Los primeros espectadores gourmets de esta serie la calificaron como una producción nacional realizada con los estándares de la HBO. No exageraron un ápice. La apuesta de Mod Producciones, con Fernando Bovaira, fue rigurosa. La dirección de Jorge Sánchez Cabezudo, inteligente y milimétrica. El círculo se cerró con la comparecencia de un casting en estado de gracia. Comenzando por el patriarca, Rubén Bertomeu, interpretado por Pepe Sancho, y continuando hasta el último de los intervinientes. Aunque en este punto sería de justicia nombrar a algunas mujeres que los bordan. Desde la más mayor, enorme Monserrat Carulla, hasta la más joven, sorprendente Aura Garrido, pasando por una prodigiosa Alicia Borrachero en el que probablemente es el mejor papel de su carrera televisiva, y una larga lista a la que habría que sumar a Sonia Almarcha, Pau Durá, Manuel Morón, Juana Acosta o Vicente Romero.

Crematorio parece cine. Pero sólo es televisión. Buena televisión. De la que no se hace. Han pasado un par de años desde que se produjo, y no hay rastro en Canal + de un proyecto similar. La serie del año puede ser serie del lustro.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios