El parqué

Pablo Cumella

Siete sesiones en rojo

LA caída no fue comparable a la de sesiones anteriores, pero la esperada intervención del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, no logró llevar la ansiada calma a los mercados, que protagonizaron una sesión marcada por la volatilidad. De las ganancias se pasó a las pérdidas ante la apertura bajista de Wall Street, que recibió con recortes los malos datos económicos conocidos al otro lado del Atlántico. Con esta, ya van siete sesiones consecutivas en rojo para el Íbex 35, que retrocedió un 0,30 por ciento, hasta 13.775,60 puntos, un recorte inferior al de sus pares europeos, a pesar de que las noticias en el mercado de la construcción no hacen más que confirmar que la desaceleración del sector en España tiene ya poco de suave. El Cac 40 de París cedió un 1,31 por ciento, el Dax de Fráncfort perdió el 0,78 por ciento, al tiempo que el FTSE de Londres, bajó un 0,68.

Los malos datos de construcción de viviendas y de actividad industrial en Estados Unidos, y las palabras de Bernanke viraron a rojo el signo de Wall Street. Merryl Lynch, por ejemplo, perdió 5.300 millones de euros en 2007.

Al otro lado del Atlántico, el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, aseguró que la Eurozona crecerá cerca de un dos por ciento este año, mientras la institución se debate entre la necesidad de controlar la inflación o de estimular la actividad con un recorte de tipos al que se resiste desde hace meses.

En el selectivo madrileño, Inmobiliaria Colonial lideró las subidas, con un rebote del 13 por ciento, seguida de Abengoa, que se revalorizó un 3,63 por ciento y de Bankinter, que avanzó un 3,06 después de que su consejero delegado anunciara un incremento de su beneficio del 73 por ciento y se mostrara satisfecho por el cortejo al que le someten otras entidades aunque reivindicara la independencia del banco. En positivo se situaron también valores como Inditex, Gas Natural e Iberdrola, que avanzó un 1,32 por ciento tras recibir una buena recomendación de Goldman Sachs. Repsol, Endesa y Fenosa acabaron en rojo, aunque con caídas más moderadas.

En el sector bancario, Santander, que anunció una nueva hipoteca de "bajo coste" para robarle clientes a la competencia, se dejó un 0,78, mientras que BBVA cedió el 1,29. Peor fue para Banesto, farolillo rojo con un recorte del 3,8. Telefónica no logró desprenderse de los números rojos, con un recorte del 0,46, en contraste con Avanzit, que dio la sorpresa , con una revalorización del 21,4 entre rumores de opa.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios