Visto y Oído

Antonio / Sempere

De siempre

NO sé si tendrían la oportunidad de escuchar las dos entrevistas que Pepa Fernández realizó en Radio Nacional el pasado fin de semana al autor teatral cordobés Juan Carlos Rubio y al filósofo Reyes Mate en las penúltimas entregas de la temporada de No es un día cualquiera. Harían bien en recuperarlas. Yo ya he regresado a ellas un par de veces porque el torrente de ideas que transmiten no se agota en una primera toma de contacto. Las entrevistas de Pepa Fernández son rigurosas, documentadas, amenas y embaucadoras aun cuando el invitado en apariencia no sea uno de los nuestros. Las entrevistas de Pepa están hechas con cabeza y corazón, los mejores materiales posibles más allá de las fibras ópticas.

Lo que Pepa Fernández ha logrado con No es un día cualquiera es esa entelequia soñada por cualquier profesional de la comunicación que se precie. Hacer la mejor radio posible. Lograr que cada entrega, y ya está rozando las 1.500, sea redonda. Y lo es porque cada uno de los seis bloques que la conforman, entre boletín y boletín de noticias, también lo es. Cada hora contiene un programa de radio de primera. Siempre diferente. Porque NEUDC es un programa con cabeza y corazón, que hace 16 años cobró vida propia, y ahora camina de mano de su directora haciéndose mayor y todavía más sabio.

Hoy no va a ser un día cualquiera. Pepa Fernández participa junto a José Mª Íñigo, Andrés Aberasturi y José Ramón Pardo en los Cursos de Verano de la Complutense. Hablarán sobre La radio de siempre. Lo que me conduce a uno de mis conflictos irresolubles: mi anhelo de ver en televisión formatos tan excelsos como NEUDQ. Apreciando el rictus de sus colaboradores más allá de lo que comunican con la voz. ¿Era Pecadores impecaibols radio televisada? ¿Y Millennium?

Me gustaría debatirlo algún día.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios