PASA LA VIDA

El socialismo y las dietas

HOY se presenta en Sevilla el libro ¿Y ahora qué? El nuevo socialismo, de Josu Gómez Barrutia, secretario de organización del PSOE en Tocina y fundador de la Asociación Progresistas de Andalucía. Libro muy oportuno, por el tema y por el momento. Los organizadores del acto aseguran que estarán presentes tanto Juan Espadas como Alfredo Sánchez Monteseirín. Como Gómez reivindica que una de las claves para relanzar el pensamiento progresista es la coherencia entre el discurso y la acción, sugiero que comiencen el coloquio a partir de un hecho tan concreto como el inmoral cobro de dietas en el consejo de administración de Emvisesa, con posterioridad al acuerdo municipal plenario por el que debían renunciarse a esos emolumentos extra. Cuando un alcalde, y con él otros personajes relevantes de la política sevillana, no sólo no dan ejemplo de austeridad a tenor de un mandato para los ayuntamientos de toda España, sino que se pasan por el forro de su egoísmo su propia orden, con tal de seguir llevándoselo calentito, ese estilo de gobernar no se llama socialismo sino desvergüenza.

Si Espadas quiere abanderar la regeneración del socialismo, debe pedir explicaciones en el Ayuntamiento. Una vez precisada qué cantidad de los 7.392 euros cobrados por Monteseirín constituye un desacato al acuerdo plenario, el propio Espadas debe ser el primero que le exija el reintegro de lo indebido. Representa a 99.000 sevillanos que han votado la lista electoral, es obligado que defienda el buen nombre de los votantes y les ofrezca un partido que cultiva la honradez.

Acto seguido, Espadas ha de pedirle a Pepe Griñán y a Josefina Cruz que conminen a Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, secretario general de Vivienda en la Consejería de Obras Públicas, a reembolsar también sus dietas improcedentes. Celis, el delfín de Monteseirín, que se postulaba como candidato a la Alcaldía. Tal para cual a la hora de prostituir el socialismo y embaucar a los sevillanos pobres.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios