La ventana

Luis Carlos Peris

Y la sombra de Juncal revoloteó sobre la nostalgia

COLISIONA con esa competencia descomunal que es el fútbol gratis, pero los Mano a Mano que programa Cajasol en lo que fue el Álvarez Quintero tienen calado, vaya si los tiene. Todo arrancó en marzo de 2007 con un vis a vis entre el flamenco y el toro, con Mercé y Romero en loor de multitud y la cosa ha ido hacia adelante bajo el denominador común de un moderador con mucho temple, José Enrique Moreno. Antier noche revoloteó por la vertical del remozado coliseo la sombra irrepetible de Paco Rabal en su memorable papel de Juncal, el torero viejo, arruinado y pícaro. Quizá haya sido Juncal lo que con más rigor haya llevado a la pantalla el mundo del toro y de eso estuvo platicando su director, el formidable Jaime de Armiñán, con Joselito, un torero con cartel de duro que afirmaba haber llorado viendo dicha obra de arte. En la oferta cultural, estos Mano a Mano ocupan ya un puesto muy principal.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios