Crónica personal

Pilar Cernuda

Un sueño

LA arriba firmante tiene un sueño: que el PP gane por mayoría absoluta en Galicia y esté, por tanto, en condiciones de gobernar, y el PSE-PSOE obtenga mayoría suficiente en el País Vasco para gobernar sin condicionamientos del PNV. La arriba firmante, está claro, quiere partidos nacionales en los gobiernos autonómicos, desencantada, preocupada, angustiada a veces, por la situación a la que nos han llevado a los españoles las exigencias de los partidos nacionalistas.

El Estado de las Autonomías fue un gran invento, pero su aplicación, hecha con complejos y entreguismos, ha sido frustrante, empobrecedora, discriminatoria, cara, absurda en algunos aspectos y, sin ninguna duda, ha creado desigualdades, recelos, abismos y, sobre todo, ha adelgazado el Estado. En algunos campos su influencia o su capacidad de decisión se ha convertido exclusivamente en testimonial.

Pérez Touriño no ha gobernando en Galicia. Lo ha hecho Anxo Quintana, con el programa del Bloque Nacionalista Gallego, la política que interesaba el BNG y las exigencias del BNG. Touriño, permanentemente con miedo a quedarse sin el gobierno, sin ser consciente de que el BNG doblaría la cerviz si se plantaba el presidente socialista, pues no está dispuesto a perder el poder que alcanzaba por pri mera vez, ha hecho cesiones inadmisibles, y gallegos que le votaron con entusiasmo reconocen actualmente su desilusión. Su política educativas y lingüística ha sido decepcionante, y en lo económico ha primado lo nacionalista enragé frente a la eficacia. Y hoy Galicia está, sin duda, peor que hace cuatro años.

En Euskadi, el PNV lleva décadas gobernando sin que nadie le plante cara y ha hecho de su capa un sayo. Escenario muy distinto al gallego, ahí sí han funcionado la empresa, la innovación y el empleo, la modernidad y la visión de futuro. Pero el nacionalismo ha hecho suyo las máxima de perro no come perro y no ha puesto nada de su parte, nada, para meter en cintura a las formaciones políticas que apoyaban a ETA y eran vitales para la supervivencia de la banda terrorista. Ha primado el nacionalismo ante lo español, se ha ayudado a quienes jamás deberían haber recibido un euro del Estado y se ha menospreciado el derecho de los ciudadanos vascos a vivir en paz y en libertad.

Los sueños, a veces, se cumplen. Luther King pronunció su más bello mensaje al grito de "I had a dream". Hoy hay igualdad entre americanos blancos y negros y Barack Obama ocupa el Despacho Oval de la Casa Blanca.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios