desde mi córner

Luis Carlos Peris

Una suplencia justificadísima

Mandar a la grada a Fabricio no debe ser sólo por su desafortunado lance radiofónico, sino por su rendimiento

ACHACAR la hipotética suplencia de Fabricio el lunes en Valladolid a las dudas que ha esparcido en su tibia respuesta sobre el comportamiento de su equipo en Gijón es de aurora boreal. Fabricio, en todo caso, sería suplente porque lo extraño es que alguna vez sea titular en un equipo como el Betis. El canario demostró ante los micrófonos que le entrevistaron la misma impericia que bajo la madera de la portería bética, ni más ni menos. Igual de desmañado que en la portería estuvo a la hora de confirmar o desmentir el presunto absentismo del Betis en aquel partido del tramo final liguero ante el Sporting gijonés.

Aunque en el fútbol español se admite todo, aunque se legaliza el ascenso de un equipo a pesar de quedar demostrada una irregularidad tan irregular como el soborno al portero rival y aunque los rumores de situaciones delictivas proliferan en cada fin de curso, esto de Gijón ensucia todavía más las sucísimas alcantarillas de nuestro queridísimo fútbol. Ahora bien, ¿alguien cree que el Betis perdió en Gijón porque quiso? Con la cantidad de partidos que perdió cuando estaba obligado a ganar, cuando iba despeñándose domingo a domingo en una de las malas rachas más largas que se han dado en la Liga qué necesidad tenía de no querer ganar para perder.

Afortunadamente para el fair play, aquella derrota del Betis en El Molinón no tuvo incidencia alguna, pues el equipo asturiano se fue a Segunda a pesar de ese triunfo, con lo que no hubo daños a terceros ni nada que se le parezca. Anoche ya no jugó Fabricio en el Betis y no sé a la hora que escribo esta entrega periodística si su descarte obedeció a su mal papel radiofónico. Particularmente creo que esa suplencia se la ha ganado a pulso y sirve para reafirmarme en algo que vengo denunciando desde hace tiempo, que el Betis no tiene bien cubierto un puesto tan decisivo como el de portero y que eso puede ser muy peligroso para el futuro a corto, cortísimo plazo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios