La ventana

Luis Carlos Peris

Cómo surgió el comercial San Valentín

CUANDO el marketing andaba en pañales a un indiano emprendedor que había inventado el primer gran centro comercial se le ocurrió la idea de dedicarle un día al regalo entre enamorados. Albores de los cincuenta y el gran Pepín Fernández, autor de un milagro llamado Galerías Preciados, reactivaba el negocio resaltando las cualidades de San Valentín en labores de Cupido. Y a finales de la década la idea fue al cine con Conchita Velasco y Tony Leblanc y a la figura del santo la asociamos con Jorge Rigaud, el actor que lo interpretaba. La idea hizo furor y de hija de Galerías Preciados pasó a serlo de todo el ramo. Fue tan exitosa que sobrevivió a un imperio que fue derrumbándose hasta que una noche de febrero del 83, Miguel Boyer lo mandase al poblado cementerio de los barquinazos. No obstante, hoy sigue celebrándose con el hoy te quiero más que ayer...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios