Pasa la vida

La tala de chalés

LA fauna y la flora están de enhorabuena. Los pirómanos han recuperado la cordura, casualmente cuando ha menguado mucho la producción de ladrillos, y se ha reducido en un 26% el número de incendios y en un 68% el promedio de superficie quemada por siniestro. Las serranías están más verdes que ayer pero menos que mañana. Debutan los inspectores urbanísticos de campo para tomar nota de la enorme cantidad de viviendas que se han construido de toda la vida fuera de la ley. Tanto decir que no se le pueden poner puertas al campo y ha acabado siendo un paisaje de puertas donde cada uno hace de su parcela un sayo con parabólica. Las brigadas de inspectores son más registradores de la realidad que bomberos del paisaje, están legalizando los hechos consumados. Pero a medio y largo plazo su presencia y sus admoniciones pueden generar un efecto corrector muy interesante en el medio rural y en lo rural mediado por la búsqueda urbana del ocio.

Si se aplicaran las normativas a rajatabla, no habría juzgados en España para administrar la cantidad de delitos urbanísticos o ecológicos que se realizan en una sola provincia, pongamos que hablo de Sevilla. Cómo será el bosque de sumergido que es noticia el matrimonio condenado por construir un chalé ilegal en Castilanco de los Arroyos, pues lo ha derribado cumpliendo la sentencia judicial y sin necesidad de apremio y presión por parte de la Guardia Civil, el Gobierno andaluz y el Ayuntamiento. Su parcela es una de las mil en que se dividió una finca en la Sierra Norte, con rango de suelo forestal de alta protección y no urbanizable, convertida en naves, casas, calles y piscinas. Ánimo, ya sólo quedan 999... Total, para qué enemistarse con tanta gente.

En esta contrarreforma del hábitat, favorecida por batirse en retirada los ideólogos del suelo como materia siempre al alza, si no hay mal que por bien no venga, al menos que la crisis permita remediar desaguisados medioambientales.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios