La ventana

Luis Carlos Peris

El tiempo apoyó el retraso de la Feria

RESULTA cómodo y hasta ventajista enjuiciar a toro pasado, pero viendo cómo transcurrió en lo meteorológico la pasada semana, con un final espectacular de sol y hasta de moscas, da coraje pensar en la ocasión perdida de haber puesto la Feria ahí y no tan temprano. Ahora se muestra el personal mayoritariamente proclive a que acabe en mayo para el aprovechamiento, pecuniario del festivo 1 de mayo, sobre todo tras la experiencia de este año, en que más que la Feria de Sevilla parecía la de San Petersburgo u Oslo. Ya en su momento expresábamos la extrañeza de su tan temprana ubicación y la meteorología, que es voluble en primavera, iba apoyar nuestra tesis de forma inapelable. Inapelable e insoportable, que hay que ver lo bien que lo hubiésemos pasado en esta semana que recién terminó y el recuerdo de pesadilla que conservamos de aquellas mojadas y, los taurinos, de tantas suspensiones.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios