Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un tipo poco recomendable

Visto su comportamiento con el Real Madrid a ver quién se atreve a fichar y luego aguantar a Bernd Schuster

PROVOCACIÓN tras provocación, la destitución de Bernd Schuster era cuestión de que, como la fruta, madurase para caer por el propio impulso de la gravedad. Y la pregunta ahora, cuando ya le ha suplido el muy competente Juande, es si habrá alguna vez algún club que se decida a contratarlo. Si su comportamiento en el Real Madrid ha sido como ha sido, el de una especie de relaciones públicas al revés, de todo lo contrario a lo que ha de ser un empleado con su sociedad, a ver si otro que no ofrezca las prestaciones del Realísimo es capaz de ficharlo. Todos deben estar ya avisados de cómo se las gasta Bernardo, conque...

De jovencito ya era así, un lleva la contraria que le llevó a renunciar a jugar con Alemania. Tenía veinte años, había asombrado en la Eurocopa de Italia del 80 y ya no aceptó ser seleccionado para el Mundial de España. Luego, en el Barcelona, aparte de hablar con muy pocos compañeros de vestuario, hizo lo que hizo tras aquella final en Nervión con Steaua. Se cabreó porque Venables lo suplió, se fue al hotel casi sin pasar por el camerino y su reencuentro con el equipo fue en Barcelona días después. Cerradas las hostilidades, le dio un corte de mangas al Barça para irse al club que también había recibido sus cortes de mangas en la final de Zaragoza, el Madrid.

Igualmente, salió mal del Real como futbolista por un capricho, por querer que Gaby, su mujer entonces, le acompañase en una gira americana del equipo. Se vengó yéndose al Atlético y ganándole al Real una final en su propio Bernabéu. Como entrenador recordemos que la noche anterior a la final con el Sevilla, en vez de hablar del Getafe se le llenaba la boca comentando su próximo destino, el soñado banquillo del Bernabéu. Ahora, tras esa guinda en las provocaciones que fue dar como imposible la cita en el Camp Nou, ha sido puesto de patitas en la calle. Si ha sido capaz de comportarse así en el Realísimo, ¿qué haría en otro cualquiera? Como para ficharlo...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios