PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El trágala del 'Sine Die'

NI en agosto cabe digerir los eufemismos que nos endosan tal que marchando una ración de propaganda frita con aceite impuro de estadística. El consejero de Empleo, Manuel Recio, como otros en su puesto, ardía en deseos de decir: "Lo peor de la crisis ya ha pasado". Y lo peor que es lo dice, como su antecesor, en cuanto se cree con capacidad de coger el rábano de los indicadores por las hojas de una feble cifra que representa a una ínfima parte de la sociedad. Es justo y necesario que sean los jóvenes sin acceso al mercado de trabajo (el índice de paro entre ellos alcanza el 40%) y los cuarentones desesperados por ser parados de larga duración (un año, dos años, tres años…) quienes tengan la prerrogativa de anunciar al resto de los ciudadanos el día en que hayan dejado atrás lo peor de la crisis. Son ellos, desde su calvario real, que ninguna estadística puede reflejar de modo fehaciente, los que atesoran la legitimidad de pronunciar esas palabras, que desde hace mucho son inanes o groseras en boca de cualquier responsable político convertido en el enésimo profeta de la falacia desmentida.

También tiene rebozado de incautos la sinfonía en triple Re (recortar, retrasar, reprogramar) compuesta por Rosa Aguilar desde la Consejería de Obras Públicas. Con lo bien que suena oírle decir que el ajuste no ha sido negociado con los secretarios provinciales del PSOE (vía para que el partido privatice el control de lo público), y cuánto desafina el papelón de asegurar que parar este año la ejecución de 33 infraestructuras (carreteras, tranvías, etcétera), en las que deben gastarse 849 millones de euros, no repercute en la caída del empleo. Einstein al poder. Si la creación y la preservación del empleo no depende de que se trabaje, ni de que se inauguren las obras, qué tontos son los empresarios que contratan al prójimo para desempeñar un cometido a diario. Pónganse al día: el Sine Die es la nueva fuente de riqueza.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios