El mordisco en la manzana

Ricardo Castillejo

La trampa electoral

LO de las elecciones de Estados Unidos, y el fenómeno mediático despertado por su nuevo presidente, Barak Obama, está siendo fantástico para, ahora que estamos en crisis, desviar toda la atención informativa hacia un país desde donde nos invaden tradiciones tan insustanciales como la reciente fiesta de Halloween, la inminente llegada del desconocido Santa Claus -sobre el que siempre me he preguntado cómo accede a los hogares españoles cuando aquí raro es el que tiene chimenea-, o tantas chorraditas varias que, poco a poco, han ido desplazando nuestras costumbres por esnobismos mucho menos sabrosos que lo cañí. Vamos, que no hay hamburguesa que aguante un asalto ante unos buenos chorizos al infierno… A propósito de la receta propuesta, he recibido algunas llamadas que me han comentado la tensión que se está viviendo estos días en Tele 5 a cuenta de la tan anunciada entrevista con Julián Muñoz en la cadena de Vasile. Desde 200.000 a 350.000 euros, oscila el abanico de cantidades que, por lo visto, se meterá en los bolsillos de sus pantalones de talle alto el ¿ex? de Isabel Pantoja por contar detalles de su relación que, hasta ahora, no habían salido a la luz. Bueno, creo que, dicha cantidad, casi ni llegaría a olerla puesto que, el juez de su caso, ha advertido que embargará todo lo que vaya cayendo en manos del ex alcalde de Marbella. El caso es que Julián, quien ya ha firmado el contrato, no está muy convencido de algunas de las condiciones televisivas propuestas -entre las que, al parecer, se proponía que la presentadora fuera Ana Rosa Quintana-. Sin embargo, el protagonista de esta historia, según tengo entendido, prefiere a Pedro Piqueras como conductor de dicha conversación y, por ésa y otras razones, anda en un tira y afloja con los responsables de la exclusiva que ha provocado un retraso en su emisión. Mientras, "el primer negro en residir en la Casa Blanca", sigue ocupando unos titulares que, además de salir gratis, distraen nuestras mentes. Un negocio redondo libre de los ardores propios de nuestra contundente cocina.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios