La ventana

Luis Carlos Peris

La triste faena del Paula en Ronda y su eco

IGUALITO que aquellos revisteros que escribían al dictado tras coger el sobre con tanta dignidad que hasta parecía que lo daban ellos, las redes sociales han logrado que la faena de Rafael de Paula en Ronda haya alcanzado una repercusión espectacular. Si aquellos trincones multiplicaban las orejas cortadas y minimizaban las broncas, las redes han logrado que un acto semiclandestino haya ido a posarse en los más ignotos rincones. ¿Y qué se puede añadir? Pues, entre otras cosas, que el Paula está para sopitas y no mucho vino y que como en casa no se está en ninguna parte. Alguien ha hiperbolizado el asunto convirtiendo el plomo de la falta de educación en el oro de aquellas faenas indescriptibles del gitano de Jerez. Desgraciadamente ese oro pasó a la mejor historia del toreo y no puede darse más, como no debiera repetirse en jamás de los jamases la zafia metedura de pata de Rafael en la víspera de la Goyesca. Una pena.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios