Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El triunfo de una filosofía de vida

Que el Balón de Oro sólo pueda ser para un futbolista hecho en la Masía hace que el premiado sea el Barça

INIESTA, Xavi, Messi, ¿quién merece de los tres el Balón de Oro? Pues cualquiera de los tres, o los tres al mismo nivel, que si uno arma un equipo como nadie, el otro desborda como nadie y también como nadie improvisa el tercero. Y como se desconoce cuál es la filosofía que impera para llevarse el Balón de Oro, pues sea cual sea el ganador nadie podrá hablar de injusticia. El mejor de los tres, y de todo el mundo, es Messi, el que lleva una trayectoria más sostenidamente brillante es Xavi mientras que el año de 2010 pasará al recuerdo como aquél en que España ganó el Mundial gracias a un gol de Iniesta cuando no quedaba tiempo para más.

Dicho lo cual y comoquiera que resulta complicado decidirse por uno de los tres, hemos de convenir en que en todo esto hay un ganador indudable, el Fútbol Club Barcelona. Ir al copo para el mayor premio instituido a título individual es un reconocimiento que se agranda de forma extraordinaria al conjuro de que el trío de distinguidos se formó en ese criadero de futbolistas grandiosos que es la Masía, ese chalé de mampostería que se ubica junto al Gol Norte del Camp Nou. Sólo el Milan de Sacchi logró lo que ahora el Barça, pero Van Basten, Gullit, Rijkaard y Baresi no se criaron en Milanello, sino que fueron adquiridos por Berlusconi a golpe de talonario.

Ahora se intenta ensuciar la imagen del Barça por su metedura de pata el sábado, pero por mucha equivocación en que cayesen Guardiola y compañía, su imagen se agranda viendo que lo que hace en el campo obedece a una filosofía de fútbol que nace de abajo. ¿Quién se hará el 10 de enero con el deseado Balón de Oro? ¿Xavi, Messi, Iniesta...? ¿Qué más da? Será un jugador del Barça, de un Barça que juega como nadie soñó jugar y que lo borda mediante un esqueleto de equipo formado desde la niñez. Por eso cuando se ve cómo intentan manchar su imagen con cuestiones tan parafutbolísticas como la del sábado en Pamplona dan ganas de romperse de risa.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios