A pie de campaña

Jorge Bezares

En la última curva

Apesar de que durante cuatro años ningún sondeo ha puesto al PP por delante del PSOE, el candidato popular está convencido de que ganará las elecciones del 9-M "en la última curva, como Ángel Nieto". Sabedor que hasta allí lo llevará en volandas su electorado, que son los casi diez millones de votantes que le dieron el respaldo en los comicios de 2004 y que están impacientes por votar para echar a Zapatero, está necesitado ahora de que el poco más del 39% que le dan los sondeos se convierta en el porcentaje ganador gracias a una abstención que debería rondar el 30%. Para ello, para que una parte del electorado socialista se quede en casa el domingo, el líder del PP está sembrando a lo largo y ancho de la campaña serias dudas sobre las políticas de inmigración, territorial y antiterrorista del Gobierno del PSOE y sobre la fiabilidad del propio Zapatero. Con la economía también lo está intentando, pero su número dos, el empresario Manuel Pizarro, no ha resultado más fiable que Pedro Solbes ni para el presidente de la patronal. La prueba más evidente de ello es que el candidato popular está teniendo que utilizar a Rodrigo Rato en este tramo final de la campaña para darle credibilidad a su oferta económica. Si la estrategia del PP de desmovilización del electorado socialista prospera, Rajoy deberá esperar entonces a que el voto útil que Zapatero está reclamando a electores de IU y de los partidos nacionalistas no sea relevante. Si supera también este segundo escollo, Rajoy ganará en la última curva. Si no lo logra, allí mismo, en esa última trazada, le estará esperando Esperanza Aguirre para apearle en menos de un año de la presidencia del PP, y de poco o nada le servirá esgrimir sus vueltas rápidas en forma de un puñado más de escaños.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios