La única de Europa que retrocede

LA Bolsa española fue ayer el único mercado europeo que cerró en negativo al caer el 1,01%, con lo que pierde los 11.200 puntos, en una sesión en la que se vio arrastrada por algunos valores que presentaron resultados, como Mediaset, Gamesa, Repsol y Santander. Con la prima de riesgo en 126 puntos básicos, el principal selectivo español, el Íbex se dejó 114,30 puntos, el 1,01%, hasta los 11.168,60, con lo que las ganancias del año se reducen al 8,65%, y las de julio al 3,71%.

Al contrario que la Bolsa española, París subió el 0,58%; Milán, el 0,63%; Fráncfort, el 0,40%; y Londres, el 0,57%.

Pese a cerrar con pérdidas, la Bolsa española inició la sesión con un avance de más de medio punto alentada por la mejora del mercado de China.

Igualmente, el mercado acogió de forma positiva el paso adelante que ha dado la Reserva Federal de EEUU en su camino hacia una subida des tipos de interés, después de constatar que la economía del país mantiene un ritmo "moderado" de expansión.

Poco después las ganancias registradas por el mercado se iban reduciendo, afectadas por la diferente acogida que recibían los resultados empresariales. Repsol y Santander destacaron entre los grandes al perder el 4% y 3,40% respectivamente, pese a anunciar ganancias superiores a las de 2014.

BBVA cayó el 0,40%, mientras que Telefónica, que también dio a conocer sus cuentas semestrales, subió el 0,33%. Iberdrola ganó el 0,11% e Inditex, el 0,13%.

El valor que salió peor parado de la sesión fue Gamesa, que perdió el 9,95% pese a anunciar que ha duplicado su beneficio, hasta 97 millones.

Mediaset, que presentó sus cuentas ayer tras al cierre de mercado, cayó el 9,25%, pese a que ha ganado 97,8 millones de euros hasta junio.

En el lado de las ganancias ha destacado Grifols, al subir el 4,76%, tras anunciar un beneficio semestral de 261,5 millones, el 16,3% más.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios