La ventana

Luis Carlos Peris

Sobre una universalidad hilarante

SORPRESA matutina, y supina, al desayunarse uno con ciertas gacetas y comprobar los fervores que levanta una actriz como la recién defenestrada del nomenclátor callejero de esta ciudad llamada Sevilla. Ha habido algún gacetillero que ha llegado a calificarla de artista universal y en seguida me dije que sería por haber engendrado a un eximio poseedor del más preciado galardón que otorga el séptimo arte, el Oscar. Uno había asistido a este partido de tenis en que la pelota es sustituida por todo tipo de descalificaciones con curiosidad y hasta con estupefacción por la cantidad de errores históricos que han venido adobando el asunto. Es más, el que le da carácter de universal a Pilar Bardem todavía está en la creencia de que el general Merry de la puñetera calle era el de la procelosa noche del 23-F, con lo que su rigurosidad se queda en nula y así se comprende que trate a la Bardem como si fuese Meryl Streep.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios