editorial

La universidad levanta la voz

EN un gesto inédito, pero acorde con la grave situación que atraviesa la institución, los rectores de las cincuenta universidades públicas de España procedieron a la lectura simultánea de un manifiesto conjunto aprobado por la Conferencia de Rectores. El documento constituye un auténtico aldabonazo dirigido a los poderes públicos sobre el presente y el futuro de la educación superior y la investigación en nuestro país. Los rectores denuncian "el deterioro irreparable" en investigación y docencia que está generando la política de recortes plasmada en los Presupuestos Generales del Estado y los de las comunidades autónomas, las dos fuentes de financiación de la universidad. La situación financiera es cercana a la asfixia y con ella "no perderán solamente las universidades, perderemos todos", argumentan los máximos responsables académicos de la enseñanza superior. Aunque los rectores se muestran comprensivos ante el enorme esfuerzo de los ciudadanos para el mantenimiento de las universidades, no dejan de llamar la atención acerca de la distancia abismal entre el discurso oficial de que el país debe basar su progreso en el conocimiento y la investigación y la práctica de las instituciones gubernamentales -aunque distinguen entre la cerrazón del Ministerio y la actitud más dialogante de algunos gobiernos autonómicos- cuyos recortes dejan vacío el eslogan. Así, los presupuestos del Estado para 2013 prevén una caída del 18% en educación superior y del 80% en los gastos no financieros en investigación, lo que hipoteca la investigación y conduce a la sociedad española a perder el tren del desarrollo tecnológico. El aldabonazo de los cincuenta rectores viene a ser el grito de una institución, la universidad, que debe cambiar ciertamente muchas de sus prácticas y planteamientos, inservibles para la sociedad actual, pero necesita en todo caso un saneamiento financiero para eludir su colapso. Saneamiento que, conviene no olvidarlo, sería una inversión en futuro más que un gasto de hoy.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios