La Noria

Carlos Mármol

El urbanismo efectista

El modelo urbano de Sevilla, del que desde hace una década vienen haciendo bandera política los socialistas e IU, empieza a enseñar sus puntos negros. Sombras que desmienten no tanto el fondo del proyecto -la construcción de una ciudad más cohesionada y justa-, sino una forma concreta de gestionarlo. Si gobernar es siempre establecer prioridades y gastar el dinero público de una determinada manera, la situación dotacional del norte del casco histórico de Sevilla es un buen ejemplo de cómo se ha gobernado la ciudad en estos años. Con una extraña obsesión por los grandes proyectos -en algunos casos innecesarios; en otros, de utilidad relativa- que ha ido dejando fuera de foco las políticas que inciden directamente en la calidad de vida de los ciudadanos. Claro que este tipo de historias son difíciles de armar: la oscuridad que rodea al urbanismo impide a muchos ciudadanos, agrupados todavía en las entidades vecinales (la base de la democracia, junto con los ayuntamientos), siquiera entender cómo ciertos políticos les dan gato por liebre. No es el caso de la asociación vecinal La Revuelta, formada por gente joven, preparada y capaz, además de mantener a lo largo del tiempo un notable grado de compromiso con su propio barrio (algo cada vez más inusual en los tiempos actuales), de entender los planes urbanísticos suficientemente bien como para poner encima de la mesa argumentos difícilmente rebatibles. A juzgar por la propaganda oficial, Monteseirín ha revitalizado el norte del centro con la Encarnación, la Alameda y Santa Clara, hitos que se han comido el presupuesto. Los vecinos preguntan por otra cosa: ¿dónde están los equipamientos comunitarios previstos en el PGOU? Nadie les contesta. Probablemente porque no existe una respuesta válida. El urbanismo efectista podrá hacer soñar a algunos con la quimera de pasar a la historia. Pero rara vez soluciona los problemas de la gente.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios