desde mi córner

Luis Carlos Peris

En el verano más largo y cálido

El ascenso del Granada, el recital de la sub 21 y los fichajes que no pasan del rumor ayudan a pasar el estío

NO ha empezado todavía y hay que ver lo largo que se hace el verano. Sobre todo cuando estamos hablando de uno de esos veranos de secano que se da en algunos años impares. La promoción que le devuelve a Andalucía el póquer de equipos en Primera se hace acompañar por la actución, buenísima, de la Sub 21 en el Europeo que se libra en Dinamarca. Noticias muy reconfortantes, pero con matices a recalcar como el del mal rollo que ha dejado esa dichosa promoción que ha devuelto al Granada a la categoría que perdió en 1976 y con ocasión de que a los rojiblancos los entrenase el recordado Miguel Muñoz.

Pero ha sido demasiado abrupta esa promoción en que el Elche se queja del gol injustamente anulado a Pelegrín, pero sin recordar para nada que en la ida fue el Granada el perjudicado con la anulación de otro gol igualmente legal. La cara absolutamente positiva viene por la actuación que está cuajando la Sub 21 en el Europeo. De Gea, Thiago, Javi Martínez, Mata, Adrián, Ander Herrera, Muniaín... Un puñado de jóvenes tan talentosos que otros como Bojan o Capel apenas gozan de minutos en una competición que los de Luis Milla están llevando a paso de oca con la única desaplicación de aquel tramo final con Inglaterra que a ésta, al cabo, no le sirvió para nada.

En el ínterin, más rumores de fichajes que fichajes confirmados. Que si el Kun o Neymar para el Madrid, o quizá Alexis y así se le mete el dedo en el ojo al Barça, y en caso contrario queda otra bala, la de Fábregas. Como anécdota en este último fin de semana, la de ese entrenador sevillista que renuncia al trofeo ganado en beneficio de un perdedor que, a su juicio, debió ser el galardonado. Cuestiones que ayudan a sobrellevar este verano que hoy arranca y que va para largo. Y a todo esto, el Betis sigue pian pianito perseguido de ladridos, señal inequívoca de que cabalga en su dificultoso universo de aparentes fieles que no dejan de echar arena en sus cojinetes. Qué calor.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios