Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Las verdades de Paco Chaparro

No tienen razón los que le afean al trianero haber piropeado a Lopera por las adquisiciones de este verano

LEVANTARON las declaraciones de Chaparro del pasado lunes ciertas desazones o, mejor dicho, alguna que otra división de opiniones. Sobre todo cuando dijo que Lopera lo había hecho bien este verano. Evidentemente, la cosa puede ser chirriante, pero hasta cierto punto, sólo hasta cierto punto. Por lo pronto, el equipo del Betis es sensiblemente mejor que el que había. Los futbolistas que han venido sirven todos y algunos hasta observan un nivel excelente. No se podía decir en años anteriores que los que venían fuesen útiles para jugar en el equipo bético, luego está Chaparro en lo cierto cuando piropea a Lopera en este sentido.

Es inteligente Chaparro, algo de lo que un servidor tenía constancia hace muchos años. Es inteligente, sobre todo, al piropear a un hombre que en veranos anteriores hizo de su capa un sayo, trajo medianías a granel y puso en un brete al entrenador de turno. Es inteligente Chaparro y ha sido constante al impedir que se repitiese dicha faena. Tuercebotas sin la menor cualidad técnica y pseudotécnicos con el vigor físico por los suelos vinieron en oleadas, lo que no ha ocurrido este verano porque Paco Chaparro, trianero y bético, se empecinó en que sólo viniesen los que lograsen su visto bueno, por lo que quizá haya sido aún mejor lo que evitó que viniese.

Pero desde algunos sectores del beticismo se le ha criticado porque piropear a Lopera parece sinónimo de vasallaje, peloteo, demás parientes y afectos. Afortunadamente, Chaparro es inteligente y sabe que no puede escupir al cielo porque la saliva te da en la cara. Lopera quizá, y sin quizá, no haya traído todo lo que debiera y, sobre todo, hay que criticarle que los que vinieron viniesen tan tarde. Ay esa jornada primera con el Recre... De todas formas no tiene razón el bético que critica a Chaparro por eso, ya que de haberse comportado como esos aficionados pretenden, ni Chaparro estaría ya en el Betis ni el equipo despertaría las ilusiones que ahora despierta.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios