Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Una vez más, la cara y la cruz

Respira el Betis aunque siga cerca del brocal del pozo y sufre el Sevilla un parón que tiene aspecto de decisivo

PARÓN al Sevilla y oxígeno al Betis como resumen doméstico de una jornada más, de una fecha de indudable repercusión en el devenir liguero. Y jornada en la que se constriñe la parte alta de la tabla para bien del aficionado y para inquietud del madridista, para que se alimente el interés por un campeonato que parecía decidido no hace nada de tiempo y que ahora se muestra abierto a más no poder. Es más, que lo que siempre pareció cosa de dos ahora ve cómo se asoma al pulso un invitado imprevisto, ese Villarreal que Fernando Roig dirige como se dirige lo que duele, con orden y las dosis de ambición precisas para ir hacia adelante.

Apasionante Liga por arriba, con las plazas de Champions más definidas tras el repaso que el Atlético le dio al Sevilla la noche del Sábado Santo. Otra vez la de arena en el equipo de Manolo Jiménez, nuevo paso atrás cuando las previsiones iban en sentido contrario tras los números que registraba en esta segunda vuelta. Fue mejor el equipo madrileño y hay que hacer hincapié en que los jugadores alternativos de un plantel configurado a golpe de talonario no están a la altura de los titulares. Por si fuera poco, los problemas que atraviesa la familia de Luis Fabiano pueden ser como un obús en la línea de flotación de un equipo que hoy se alimenta de sus goles.

Todo lo contrario que para el Sevilla, la jornada fue, de cabo a rabo, perfecta para el Betis y lo mejor de todo es que recuperó en Navarra lo que le habían robado en los despachos una jornada antes. Se ha instalado en la posición decimotercera para respiro hondo, pero únicamente ficticio, ya que sigue estando a tres puntos del pozo, bastante asomado a su brocal. Domingo de Resurrección gozoso para el equipo bético, buenos también los demás resultados y a seguir mirando hacia adelante. La Liga entra en su tramo final, a nueve etapas de que se baje el telón, por arriba está que arde y hay un puesto en descenso que está al alcance de muchos, el Betis entre ellos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios