Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Una victoria que dinamiza el derbi

CABALGA el tiempo como desbocado a la cita con el derbi. Desde la medianoche de ayer, todo se vuelve puro vértigo. La sufrida victoria del Sevilla sobre Athletic Club acentúa el interés de un partido que ya de por sí jamás deja indiferente a nadie. No haberles ganado a los vascos podía haberle quitado altura de miras al encuentro del viernes para dejarlo sólo en pulso con el que demostrar cainitamente la fuerza a nivel doméstico.

Son seis puntos lo que separa a los dos rivales hispalenses. Una distancia considerable, pero que no es inalcanzable, sobre todo si el Sevilla saca a relucir su versión como anfitrión y se aleja de la muy poco fiable y timorata que ofrece en sus viajes. Ante el enloquecido equipo de Bielsa, el Sevilla echó de menos a Navas, ¿cómo no iba a añorarlo?, pero bien está lo que bien acaba y a falta del palaciego surgió ese depredador del área que es Negredo para resolver tan ardua papeleta.

Aguantó a base de oficio y cabeza el rato que el rival jugó con un hombre más, luego Reyes supo percutir sobre la bisoñez de Laporte para, de igual a igual, resolver vía Negredo. Ahora únicamente queda que los días transcurran, hacer recuento de efectivos y embocar la recta final con la ilusión de que la Liga, esa Liga tan irregular, con tantos dientes de sierra, tenga arreglo. Cosa bien distinta si el partido con los vascos no lo hubiera sacado adelante.

Pase como pase este tiempo de vísperas, el partido aparece como de alto voltaje. Como siempre fue el derbi, pero no jugándose sólo la honrilla sino muchísimo más. Y mientras Unai hace recuento de efectivos y el equipo se lame las heridas de la dura pugna con Athletic Club, el Betis ve en Jerez, con la tranquilidad que da tener los deberes hechos, cómo las horas van pasando. ¿Y pasan con rapidez o lentamente? Qué más da; la realidad es que ya nada interfiere con el derbi.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios