desde mi córner

Luis Carlos Peris

¿Qué vida habrá tras Kanoute?

Cuando el francoafricano haga la maleta será cuando verdaderamente pueda decirse que hay fin de ciclo

INQUIETANTE incógnita es la de saber cómo será la vida en Nervión después de Kanoute. Más inquietante aún que adivinar el futuro de José María del Nido es la de saber qué fórmulas habrá que encontrar para que el equipo sevillista camine sin el concurso de ese futbolista milagro que nació en Lyon aunque tenga su corazón en Bamako. Otra vez pasó antier noche que sólo él fuese capaz de desatascar a un equipo obturado y sin mostrarse como el de Primera frente a un Segunda B que le dio la primera parte, toda la primera parte. Que hay que ver las dificultades que encontraban los de Marcelino con el malí en el banquillo.

No tengo más remedio que insistir en el carácter milagrero de este gigante francoafricano. Lo mismo da que se libre una final que una eliminatoria de Copa frente a un equipo dos escalones más abajo en el escalafón del fútbol español. Lo mismo da que da lo mismo, pues Kanoute se las ingenia para convertir el agua en vino y en hacer que haya peces para todo el mundo. Así lleva desde que debutase en un partido de Liga ante el Racing para fallar muchas ocasiones y un penalti en Villarreal a la jornada siguiente. Y a partir de ahí, un milagro tras otro con especial brillo en Eindhoven, Mónaco, Glasgow o el Bernabéu con su gol decisivo al Getafe.

Mucha ha sido la plata que se acarreó a la sala de trofeos y en ese transporte ha tenido un protagonismo indiscutible Kanoute, ese larguísimo mulato que convierte pedradas en controles de seda, que la esconde como pocos la escondieron desde que los ingleses inventasen este hermoso juego, que golea como si sólo estuviera para eso y que, lo mejor de todo, aparece cada vez que es requerido por su equipo. Dice que este curso será el último como sevillista y la verdad es que no hay otra salida que mirar al futuro con inquietud. Y es que nadie podrá dudar de que cuando Kanoute haga la maleta será cuando de verdad haya culminado este glorioso ciclo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios