La ventana

Luis Carlos Peris

Una visita para letrilla carnavalesca

NUESTRO particularísimo Bienvenido, mister Marshall ha pasado del visto y no visto a bienvenida interruptus, a suspensión por los gravísimos incidentes de Dallas. Curiosamente, la mayor algarada por motivos sociales en los Estados Unidos ha ocurrido con un negro en la Casa Blanca, el primer negro de toda la historia. Y el hombre ha decidido acortar el viaje mediante suprimir la visita a Sevilla. Y esa visita, que se ha preparado como si Obama fuera a quedarse a vivir aquí, se rodeó de múltiples ensayos que ahora suenan a fiasco, a ridiculez que posiblemente argumente letrillas en los carnavales, especialmente en el de Cádiz, siempre tan dispuesto a meter el dedo en el ojo de Sevilla y que con motivo pueden ser lacerantes. Esos ensayos con los coches de Obama suenan a opereta, aunque nos queda el engalanamiento urbano, que a ver cuánto dura.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios