La tribuna económica

Rogelio Velasco

Un vistazo a la educación en España

COMO cada año en el mes de septiembre, la OCDE ha publicado su informe Education at a Glance, en donde se realiza un análisis de los resultados de los sistemas educativos de los treinta países más ricos del mundo.

Todo lo que se cuantifica mejora y el Informe que se acaba de publicar contiene un impresionante caudal de datos, que permiten comparar a España con el resto de países más desarrollados. Sin embargo, los aspectos culturales y sociales del sistema educativo, nos hacen sentir escépticos acerca de la mejora del sistema como consecuencia del análisis que se realice y de las medidas de política educativa que se adopten. De manera telegráfica, enumeremos los aspectos más destacados para España comparada internacionalmente. En primer lugar, La tasa de abandono escolar en la enseñanza secundaria resulta alarmante. Casi el 30% de los alumnos no finalizan la secundaria, siendo superado sólo por Chile, México, Portugal y Turquía.

Sólo para los licenciados universitarios, las diferencias entre las tasas de paro masculina y femenina, resultan aceptables. Por el contrario, en los niveles de formación inferiores, las diferencias resultan absolutamente desproporcionadas. Las diferencias en niveles educativos también explican las diferencias en desempleo. En general, cuanto mayor formación menor desempleo. Sin embargo, la gran cantidad de empleo poco cualificado creado en España en los últimos años hace aparecer a los licenciados españoles con tasas de paro superiores que los que tienen formación inferior. Los datos llegan hasta 2008: mucho empleo poco cualificado en construcción y hostelería.

En contra de la corriente de opiniones dominantes, en España la diferencia salarial entre licenciados de diferente género, es la menor de todos los países occidentales. Para el resto de personas con menor formación, los resultados comparativos son también bastante buenos. Resulta preocupante constatar el bajísimo nivel de rentabilidad de la inversión en educación en España respecto del resto de países. Sólo es menos rentable en Turquía y Nueva Zelanda estudiar una carrera que en España. Los años del boom inmobiliario han sido también dañinos para la educación.

España se encuentra alrededor de la media de todos los países en gasto educativo, ya sea medido en términos de PIB o de alumno. O midiéndolo en términos relativos, también nos encontramos en la media en relación con el PIB por habitante. En fin, para añadir dos datos extremos, nos encontramos con los profesores que están entre los mejor pagados del mundo. De hecho, el profesor medio español con 15 años de experiencia es el único en el mundo que tiene un salario más alto que la media de licenciados, algo que las Consejerías de Educación deberían hacer fuertemente valer cuando negocia las condiciones de trabajo. Esos son los datos. En el otro extremo, somos el país con menos estudiantes extranjeros no universitarios. Finalmente, resulta paradójica la importancia que en España los padres de los alumnos otorgan a las asociaciones de padres y a los consejos escolares. Decimos paradójica, porque el conocimiento verbal que tenemos nos indica que o son inoperantes o se utilizan como arma arrojadiza contra los profesores.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios