PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El yogur y la conciencia

CUANDO empecé a tomar los yogures desnatados y con trozos de fruta de Central Lechera Asturiana no sabía que los fabricaban en Sevilla. El día que hice mi elección le dediqué tiempo a ver la letra pequeña de todas las marcas y los componentes de cada producto, y la asturiana me pareció la de mejor relación calidad-precio. Cuando regrese de las vacaciones, he de replantear mi opción. Central Lechera Asturiana cierra su fábrica de Sevilla y elimina su red comercial en Andalucía. Regulación de empleo para 160 personas, 80 de ellas en Sevilla. La empresa se repliega en el noroeste de España, porque en el sur apenas vende. Las marcas blancas de las grandes superficies alcanzan ya el 50 por ciento de la cuota de yogures, y la otra mitad es casi entera para la gama de productos Danone.

El día en que esos yogures comenzaron a ocupar espacio en mi frigorífico, desconocía que no los vendían en la mayor parte de los supermercados que tengo cerca de casa o del trabajo. Sólo en uno de los seis. Y es una firma que anuncia en televisión su leche. Pero cuando las grandes empresas de distribución le han visto el margen de rentabilidad a venderlo casi todo con su 'marca blanca', torpedeando la política de precios de las demás, en los estantes se reducen las opciones del consumidor. Para muchos fabricantes, no hay otro horizonte que renunciar a su nombre y pasar por ese aro.

Tras la compra de los últimos yogures, descubro que la fábrica de Central Lechera Asturiana en Sevilla durante los últimos seis años ha sido sostenida por la Junta de Andalucía, que en 2002 dio 7,8 millones de euros y desde entonces otros 12 millones para hacer viable la continuidad industrial de la antigua Yoplait, absorbida por dicha compañía. Las vueltas que da la vida. Yo buscaba un yogur desnatado y con bastantes trozos de fruta, y me he comido un yogur de financiación autonómica e interterritorial. Subvenciones andaluzas y beneficios asturianos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios