El parqué

Pablo Cumella

En zona de mínimos

EL Íbex 35 encadenó ayer su cuarta sesión consecutiva en números rojos, con un retroceso del 1,25% que le llevó a la cota de los 10.100 puntos, zona de mínimos anuales, arrastrado sobre todo por constructoras y bancos.

El selectivo terminó en 10.126,2 enteros una jornada marcada por el mal dato del paro semanal en Estados Unidos y por un aluvión de resultados empresariales en España. El Íbex se queda así a tan sólo 22,9 puntos del nivel más bajo marcado en lo que va de año (10.103,3 puntos) el pasado 5 de febrero.

El resto de plazas europeas también bailaron al son de Wall Street, donde los inversores acogieron negativamente el aumento de las peticiones semanales de subsidios por desempleo, y terminaron el día con recortes.

Mientras, la plaza neoyorquina bajaba un 1,75%, en el Viejo Continente París echaba el cierre con un descenso del 2% y Fráncfort cedía un 1,5%, mientras Londres terminaba con una bajada similar a la del parqué madrileño (-1,2%).

Grifols y Popular fueron los únicos valores del Íbex que no terminaron en terreno negativo. La farmacéutica se anotó una subida del 2,64% tras ganar un 21% más en 2009, y el Popular escapó de las pérdidas por los pelos y a última hora de la tarde (+0,19%).

El mayor retroceso fue para Ferrovial (-5,06% seguida de cerca por Gamesa (-4,87%), Abengoa (-4,34%) y OHL (-3,15%). Entre los pesos pesados del selectivo madrileño, BBVA se dejó un 2,03%, Endesa un 1,62% e Iberdrola un 1,47%. También retrocedieron Santander (-1,19%) y Telefónica (-0,59%) pero se comportaron algo mejor que el índice.

En el mercado de divisas, el euro perdió posiciones respecto al dólar y al término de la sesión, el cambio entre las dos monedas quedó establecido en 1,3488 billetes verdes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios