Detectan en Vizcaya la primera partida de huevos contaminados en España

  • El Gobierno vasco inmoviliza 20.000 unidades procedentes de Francia afectadas por el fipronil, que se destruirán "en los próximos días"

  • Sanidad dice que se han evitado riesgos para la salud pública

Destrucción de huevos contaminados con el insecticida fipronil. Destrucción de huevos contaminados con el insecticida fipronil.

Destrucción de huevos contaminados con el insecticida fipronil. / efe

Un total de 20 toneladas de huevo líquido pasteurizado contaminado con fipronil han sido inmovilizadas en una empresa de Vizcaya, lo que supone la primera partida de productos contaminados por este insecticida de la que se tiene constancia en España.

Pese a ello, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), dependiente del Ministerio de Sanidad, subrayó ayer que "España sigue sin estar afectada por la distribución de huevos contaminados" con fipronil.

La partida había sido enviada a una empresa vizcaína para elaborar productos derivados

La partida neutralizada había sido enviada desde Francia a una empresa vizcaína para elaborar productos que iban a entrar en las cadenas de distribución alimentaria, pero ni siquiera llegó a ser desembalada.

Una vez recibido el aviso, los servicios de inspección del Departamento de Salud del Gobierno Vasco procedieron durante la tarde del viernes a la inmovilización de la partida contaminada y evitaron que entrara en ningún proceso de fabricación de productos, "eliminando cualquier tipo de riesgo para la salud pública".

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco informó ayer de que "en los próximos días procederá a la destrucción" de esta partida de huevos contaminada y que mantiene activados todos los dispositivos de vigilancia por esta alerta.

Tras conocerse la existencia en el Estado de esta primera partida contaminada Aecosan señaló que los sistemas de control permiten la localización y la retirada de los productos implicados y que se mantiene en contacto con las autoridades competentes de las comunidades autónomas.

De hecho, fue el Sistema Europeo de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos quien advirtió en julio de la presencia de fipronil -un producto no autorizado para su uso en animales- en huevos en Bélgica, desde donde se distribuyeron a varios países como Austria, Reino Unido, Irlanda, Italia o Eslovaquia.

El viernes por la tarde, este mismo sistema europeo de alerta advirtió a las autoridades españolas de la distribución de una partida de huevo líquido pasteurizado destinada a un establecimiento ubicado en el País Vasco y procedente de Francia.

La agencia se puso en contacto con las autoridades competentes de la comunidad autónoma y los servicios de inspección actuaron "de forma inmediata" inmovilizando en destino esta partida, de 22.000 unidades.

Según especialistas, el fipronil representa un riesgo de intoxicación "muy improbable" para los humanos, que, en los niveles máximos detectados en Bélgica y Holanda, tendrían que consumir miles de huevos contaminados a lo largo de su vida para sufrir efectos adversos.

Un total de 17 países se encuentran afectados por el escándalo de los huevos contaminados con el insecticida fipronil, según la Comisión Europea (CE), a los que ahora se sumaría España.

Holanda, Bélgica, Alemania y Francia son los mercados donde se han detectado huevos contaminados y han sido cerradas granjas avícolas por el posible uso del insecticida. A ellos se suman los Estados a los que se exportó: Suecia, Reino Unido, Austria, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, Dinamarca, Suiza y Hong Kong.

Francia, por ejemplo, importó casi un cuarto de millón de huevos contaminados entre abril y julio. Una partida de 196.000 huevos belgas se vendió entre abril y mayo y se consumieron "sin que se observara ningún impacto sobre la salud", afirmó el Ministerio de Agricultura galo.

Otras 48.000 unidades procedentes de Holanda fueron importadas por Francia en julio. Los productos no consumidos ya han sido retirados de la venta una vez que estalló el escándalo.

La CE anunció que habrá una reunión a nivel de ministros el 26 de septiembre para "sacar las lecciones relevantes" del escándalo. El ministro de Alimentación alemán, Christian Schmidt, reclamó que la reunión se adelante a principios de ese mes. Además, la presidencia del Consejo de la UE ofreció introducir el tema del fipronil en el orden del día del próximo consejo de ministros de la UE.

El fipronil es una sustancia tóxica que se usa para combatir piojos, ácaros y garrapatas, entre otros parásitos, en perros y otros animales. El consumo excesivo de insecticida puede causar daños en el hígado, la glándula tiroides y los riñones.

Actualmente se da por hecho que fue un fabricante belga el que añadió fipronil a un producto de limpieza común y más tarde lo vendió a empresas holandesas y alemanas. El jueves, dos hombres fueron arrestados en Holanda. Se trata de dos directivos de la compañía ChickFriend que continúan en prisión preventiva. La empresa está bajo sospecha de haber tratado a aves de corral con un producto que contenía fipronil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios