Aplazada la retirada de los menores de Utrera ante la concentración ciudadana

  • Los servicios sociales de la Junta "no podían ir por los niños por el circo que se ha montado" a las puertas del domicilio de la familia de acogida.

Los servicios sociales de la Junta de Andalucía han aplazado hoy la retirada de Nerea y Antonio, los menores de siete y cinco años que viven desde el pasado mes de septiembre con una familia de acogida en Utrera (Sevilla), ante la concentración ciudadana que ha tenido lugar a las puertas del domicilio de esta familia.

La 'madre' de estos dos menores, Carmen, indicó a Europa Press que una "gran cantidad" de vecinos se ha ido concentrando desde las 9.00 horas de hoy en las puertas del domicilio, en la calle Clara Campoamor del municipio utrerano, lo que ha motivado que, según adujo, la Junta "nos llamara para decirnos que no podían ir por los niños por el circo que habíamos formado".

Según Carmen, su familia se encuentra "totalmente traumatizada", ya que "de la noticia de que hoy no los retirarían no tuvimos ningún tipo de notificación, y tuvimos que ser nosotros los que llamáramos para enterarnos, después de que pasaran varias horas, para que nos dijeran que sería otro día cuando vendrían".

La madre de acogida de los dos menores, que se hizo cargo junto a su familia de la crianza de los niños ante la imposibilidad de atenderlos debidamente por parte de la familia biológica, lamentó la "ansiedad horrible" sufrida, que ha provocado que los niños estén "alteradísimos", y criticó lo que a su juicio es una situación "injusta". 

"Si van para su familia, muy bien, pero si se los van a llevar a un centro, que los dejen aquí, que son felices", señaló Carmen, que añadió que su marido y su hija han ido a hablar personalmente con responsables de la administración a la capital hispalense y que el Ayuntamiento de Utrera "tampoco ha hecho nada", puesto que el alcalde, Francisco Jiménez, finalmente no los ha recibido.

La Administración andaluza, según dijo ayer a Europa Press la hija de matrimonio, Paola Sánchez, pretende enviar a ambos menores a un centro de acogida al considerar que la familia "no es idónea", según los informes "injustificados" realizados por una psicóloga y una socióloga de la Fundación Márgenes y Vínculos que acudieron al domicilio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios