Cantillana

Atraca una farmacia con unas tijeras y se va a tomar una tapa a un bar

La Policía Local de Cantillana detuvo el pasado martes a un hombre de 45 años que intentó atracar una farmacia con unas tijeras. Tras huir del negocio, el presunto atracador se fue a un bar cercano, donde se estaba tomando una cerveza y una tapa cuando fue arrestado por los agentes de la fuerza municipal.

Los hechos ocurrieron a las nueve menos cuarto del pasado martes 20 de mayo. El delincuente irrumpió en una farmacia de la calle Manuel Jiménez. En el interior del establecimiento había dos dependientas y un cliente. El atracador pidió a una de las empleadas que le diera el dinero de la caja, a lo que ésta se negó en un principio. A raíz de esta negativa, el hombre sacó unas tijeras de cocina, de aproximadamente 15 centímetros de hoja, con las que amenazó a los presentes.

Las dependientas lograron avisar a la Policía Local, lo que hizo que el delincuente huyera en dirección a la plaza del llano. Allí se refugió en un bar. Una patrulla de la fuerza municipal llegó a pie al lugar de los hechos y encontró al sospechoso en la barra del bar, tomándose tranquilamente una tapa y una cerveza. Los agentes lo identificaron y lo redujeron, empleando la fuerza estrictamente necesaria para detenerlo, según explicaron ayer a este periódico fuentes policiales.

Los policías comprobaron que se trata de una persona con numerosos antecedentes penales, multirreincidente. La identidad del detenido corresponde a las iniciales L. S. C., tiene 45 años y es vecino de Villanueva del Río y Minas. La Policía Local de Cantillana le ha imputado un delito de amenazas y otro de robo con violencia e intimidación. El delincuente fue puesto el miércoles a disposición judicial. El juez ordenó su inmediato ingreso en prisión preventiva por estos hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios