El Ayuntamiento anuncia el cierre de la guardería municipal, con 50 niños

  • La alcaldesa ha comunicado la decisión a los grupos políticos, los padres y los sindicatos, tras el frustrado intento de privatizarla por las deudas que acumula

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Palomares del Río -que arrastra desde hace años una situación económica crítica- va a echar el cierre de la guardería municipal, un servicio básico, aunque no de los que tienen asignados por ley los municipios, y que considera inasumible en las actuales condiciones. La alcaldesa, Dolores Rodríguez (PP), ha comunicado la decisión al resto de partidos e, incluso, a los padres, a los que anunció el viernes un cierre "inminente", que provocó un enorme estupor entre las 49 familias afectadas. Se produce un mes después del inicio del curso y tras un intento frustrado por privatizar el centro.

La decisión definitiva, que conlleva el despido de las seis trabajadoras, está pendiente de una reunión con el director de Planificación y Escolarización de la Junta, que se aplazó la semana pasada hasta el miércoles. El objetivo es organizar el traslado de los niños a otros centros del municipio de 6.500 habitantes, manteniendo la subvención que tengan y evitar mayores perjuicios. Hay otras cuatro guarderías concertadas y una privada en Palomares, aunque algunos de los menores afectados tendrán que ir a centros de Almensilla o Mairena. Fuentes de la Delegación Provincial de Educación destacaron que no tenían comunicación oficial, aunque confirmaron que hay una reunión prevista.

Rodríguez admite que se trata de una decisión que, en ningún caso, le hubiera gustado tomar. Las seis trabajadoras se salvaron de los despidos de la empresa municipal, Emdespal, en proceso de liquidación, y fueron subrogadas por el propio Consistorio, hace menos de un año, con una rebaja salarial del 15%, a la que se ha sumado después el 5%. En el plan de ajuste municipal se había previsto la privatización del centro. Pero la empresa que iba a asumir su gestión se negó en última instancia por la deuda de más de 130.000 euros que se arrastra con la Seguridad Social, sin que el Consistorio haya podido facilitarle el aval o la garantía bancaria que exigía para asegurarse de que, llegado el momento, sería el Ayuntamiento el que asumiera ese pago, como los 60.000 euros que se adeudan al catering.

"La guardería es deficitaria, por la Ley de Estabilidad el Ayuntamiento no puede mantener ningún servicio no obligatorio que dé perdidas", subrayó Rodríguez, que se refirió además a un reciente escrito de la directora aludiendo a las "malas condiciones" del centro, que llegó a albergar a 96 alumnos, 72 el curso pasado. El Ayuntamiento está "atado" por la deuda financiera de casi siete millones de euros a la que tiene que hacer frente hasta 2015. "Sólo podemos cubrir los servicios básicos, pagar las nóminas penosamente, debemos la extra del mes de junio", explicó la regidora, que defendió -frente al malestar de los padres y las críticas de la oposición- que no han mentido y que han informado de antemano de lo que van a hacer.

El edil socialista Manuel García Ogalla censuró ayer que, de nuevo, Rodríguez se escude en la herencia recibida para ocultar lo que cree una mala gestión, dado que la guardería debe autofinanciarse. Según el PSOE, la deuda con la Seguridad Social ha aumentado desde que hace ahora casi un año el Consistorio asumió el servicio. En Emdespal y durante el anterior mandato socialista, el déficit era apenas de 60.000 euros al año, sin la bajada salarial aprobada después. También lamentó la "precipitación" con la que actúa el gobierno del PP y que un anuncio de tal envergadura para el pueblo se haya hecho sin pasar siquiera por el Pleno antes. IU se pronunció también en contra del cierre. Se trata de un servicio pero que no debería ser deficitario en tanto que está subvencionado, dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios