Bengalas para despedir el Año Jubilar de Consolación

  • El Consistorio recaudará fondos que destinará a los damnificados por la riada del Calzas Anchas en noviembre

Unas 30.000 personas se darán cita hoy con bengalas ante el Santuario de Consolación de Utrera para despedir el Año Jubilar, concedido por el Papa Benedicto XVI con motivo del V aniversario de la llegada al municipio de la Santísima Virgen de la Consolación. El alcalde de Utrera, Francisco Jiménez, anunció que el acto, que contará con un espectáculo de fuegos artificiales, servirá de broche "lúdico" al Año Jubilar, junto a un acto más formal oficiado por el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, que tendrá lugar el domingo a las doce.

Concretamente, Jiménez explicó que la pirotecnia es un regalo de la empresa que suele suministrar este material al Ayuntamiento, que también les ha obsequiado con 30.000 bengalas puestas a la venta a un euro con el fin de recaudar fondos para los damnificados por la riada provocada por el desbordamiento del arroyo Calzas Anchas del pasado 21 de noviembre.

"Queremos hacer algo llamativo", afirmó el primer edil del municipio, quien manifestó su intención de convocar a los utreranos para que se concentren con sus bengalas en la explanada del Santuario de Consolación el día de la celebración -la fecha está pendiente de la agenda del cardenal-, en la que está colaborando la Federación de Asociaciones de Vecinos de Utrera.

El Papa Benedicto XVI concedió en mayo de 2006 un Año Jubilar al Santuario de la Virgen de la Consolación de Utrera con motivo del V aniversario de la llegada al municipio de la Santísima Virgen de la Consolación. Según explicó entonces el rector del santuario utrerano y párroco de Santa María, Diego Pérez Ojeda, el Año Jubilar se extendería desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2007 y ha supuesto la concesión de indulgencia plenaria para todos aquellos que visiten a la Virgen de la Consolación y cumplan los requisitos establecidos por la Iglesia al respecto.

A la concesión del Año Santo se sumaron los actos programados con motivo de la conmemoración de la llegada de la Virgen de Consolación, que ha tenido como fechas claves el 1 de mayo -aniversario de la coronación de la Virgen- y la visita del Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios