La CHG descarta ceder a la Junta el área de compensación ecológica de Melonares

  • La petición, que partió de Ecologistas en Acción, se aprobó en la última junta rectora del parque natural a finales del pasado año

Una imagen de archivo de la zona de compensación ecológica de la presa. Una imagen de archivo de la zona de compensación ecológica de la presa.

Una imagen de archivo de la zona de compensación ecológica de la presa. / juan carlos vázquez

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) descarta ceder a la Junta de Andalucía el área de compensación ecológica que se creó por la construcción del pantano de Melonares, según adelantó un portavoz del organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Hasta el momento, la CHG sólo han tenido noticias de esta petición aprobada en la última reunión de la junta rectora del Parque Natural de la Sierra Norte por la prensa, pero "tiene la firme decisión de no ceder nada", insistió el portavoz.

Pese a esta postura, el director del Parque Natural, Antonino Sanz, confirmó que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio está trabajando para presentar una petición formal de encomienda de gestión de ese espacio, con el traspaso del presupuesto correspondiente.

1.500 Hectáreas. La zona supone el 1% del territorio del parque natural y tiene el mayor grado de protección

El objetivo de esa petición, que partió de Ecologistas en Acción pero que finalmente se aprobó de forma conjunta en la junta rectora del parque -el máximo órgano de participación del mismo- a finales del año pasado, es que se produzca una mayor unidad en la gestión ambiental del parque, incluida esta zona que goza además del mayor grado de protección y supone el 1% de la extensión del mismo.

Son 1.500 hectáreas que se extienden entre los municipios de Almadén de la Plata y El Pedroso y que se habilitaron para compensar la pérdida de terreno que para las distintas especies suponía la construcción de la presa, de la que ya se abastece el área metropolitana de Sevilla. Se inició en 2002 y, entonces, y fue uno de los primeros proyectos de este tipo derivados de una actuación de calado en una zona de interés ecológico que se llevaron a cabo en el país.

La CHG está obligada como propietaria a mantener el área según los criterios de conservación de un parque natural. Pero desde la junta rectora de la Sierra Norte se considera que hay poca coordinación con la administración andaluza y los responsables del parque natural, circunstancia que podría mejorar si la gestión fuera unificada con el resto de fincas públicas.

La CHG también tiene representación en la junta rectora del parque natural, pero no asistió a la reunión en la que se aprobó la iniciativa de solicitar la cesión. La CHG tiene adjudicados actualmente trabajos de vigilancia y conservación de esta área de compensación por casi 240.000 euros, incluidas actuaciones que tienen que ver directamente con la mejora de la fauna: con reintroducción de algunos ejemplares, reposición de abrevaderos y comederos para la fauna menor o la elaboración de varios estudios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios